La Bandita: raíces rurales y corazón urbano en la Toscana

Cuando John Voigtmann, exmanager ejecutivo del mundo de la música y Ondine Cohane, escritora y bloguera de viajes, decidieron cambiar el estilo de vida, empezaron a trabajar en su lugar ideal. Acostumbrado a viajar por todo el mundo, John dejó su trabajo, salió de Nueva York y compró una finca con las ruinas de una casa de campo en una colina en la Toscana, para crear un refugio con vistas a la reserva natural de Val d’Orcia, donde echar nuevas raíces.Captura01Con la colaboración de los arquitectos Arianna Pieri y Ernesto Bartolini del estudio AB Rogers, plasmaron sus vivencias como nómadas y su amor por los hoteles íntimos, con carácter y esencia, creando un espacio fresco y elegante, sin grandes lujos pero con todas las comodidades necesarias para disfrutar de esta preciosa zona de Italia.

6Las ruinas de la antigua construcción se renovaron para acoger, más que un hotel, una villa de lujo, elegante y acogedora. Sin perder el carácter rústico, La Bandita casa de campo nos invita a disfrutar de sus 6 habitaciones, 5 en la casa principal y 1 en un anexo reformado, Pig Sty, con un sofá cama y cocina, y panel deslizante que permite convertir la habitación de planta abierta en una suite de dos habitaciones.

1Con muebles modernos y estilo urbanita, los tonos claros, y la madera blanqueada, combinan con detalles en color como el azul, verde, rojo o amarillo.

2Utilizaron materiales locales como terracota, mármol travertino, telas tejidas a mano, madera de castaño y suelos de resina blanca. Las camas con dosel en terracota, nos invitan a desconectar.

3La propiedad se completa con salón con librería, zona de comedor, estar al aire libre y piscina con borde infinito y vistas panorámicas.

4La Bandita casa de campo se encuentra en la reserva natural de Lucciola Bella y participa con sus actividades en la conservación del entorno. Los artículos de higiene de lujo de Siena Chianti Cashmere de leche de cabra, las sales de baño Eau d’Italie y textiles de Busatti, son algunos de los cuidados detalles de los que podremos disfrutar.

7

Pero si lo que prefieres es disfrutar del alegre ambiente del pueblo de Pienza y de sus gentes, la otra opción es La Bandita Townhouse  ubicado en el centro del pueblo. Antiguo convento del siglo XV reconvertido en hotel boutique con 12 habitaciones.

23El interior del hotel es una mezcla de elementos antiguos como la piedra de las murallas originales y el mobiliario moderno, piezas contemporáneas, muebles diseñados por Farmobili y muebles recuperados de Riccardo Barthel consiguen crear una estética única y equilibrada.40Espejos de época, sillones de cuero, mapas antiguos o taburetes de metal con aire retro y vintage, decoran el hotel. Los colores contrastan con el neutro de las paredes de piedra y el blanco de los techos.

33Además de las habitaciones el hotel cuenta con una cafetería restaurante, el Townhouse café, en planta baja, con puertas francesas arqueadas que dan acceso al patio exterior con jardín amurallado, y muebles de aire retro, con cocina vista con acabados en azulejos de color que dan un aspecto industrial al ambiente.

34Además de estos espacios, en la segunda planta podemos encontrar, sólo para los huéspedes, una biblioteca y bar, donde se sirven aperitivos a la hora del cóctel disfrutando de la música del tocadiscos.

38

Dos espacios en los que  John y Ondine te recibirán con amabilidad, que son fruto del amor por la buena vida y que disponen de todos los detalles para que quieras volver una y otra vez. ¿Ya te apetece conocer la Toscana?.

Casas recuperadas

Hoy vuelvo con la sección junto al mar.

Una vivienda gana mucho si se encuentra en un buen entorno, y que mejor entorno que el mar.  En este caso me desplazo a la Isla de Coll que pertenece al  archipiélago de las Islas Hébridas, ¿dónde está?, pues en la costa oeste de Escocia. Tan sólo tiene unos 20Km de largo y unos 6 Km de ancho, lo que permite recorrerla andando o en bicicleta. No es una isla muy turística así que es un lugar perfecto para perderse.

Captura16
Feall beach

La primera vivienda es un proyecto del estudio escocés WTArchitecture. Construida respetando las ruinas de una casa abandonada durante 150 años, que sirven para envolver la estructura de la nueva vivienda, creando un espacio único.

Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee

La entrada original del siglo XVII fue restaurada y da paso a un hall que se conecta con las habitaciones a través de una escalera de acero y cristal que combina perfectamente con los muros de piedra originales.

3
Fotografías de Andrew Lee

En este zona, parte de las ruinas albergan un patio sin techo.

Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee

Las ruinas se dividen en dos conjuntos que quedan unidos con una estructura central, que sirve de nexo de unión y donde se sitúa, en planta baja, el salón-comedor. La estructura de acero y cristal se abre al magnífico entorno. Los suelos de pizarra contrastan con los techos blancos y se extienden hacia el exterior. Poco mobiliario, el necesario para disfrutar de la estancia y de las vistas al calor de la chimenea.

Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee

En esta planta también se encuentra la cocina, con un diseño acorde con el resto de la vivienda, muy amplia, con despensa y lavandería. En el otro extremo, una librería, que también sirve de zona de juegos para los niños.

Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee

Con 4 dormitorios en planta alta y 1 en planta baja, con 6 baños, uno de los cuales conecta con el exterior, además de un pequeño estudio con decoración en madera en paredes y techos, y mobiliario a medida, se completa el conjunto.

5
Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee
Fotografías de Andrew Lee

Excelente es el juego que los diseñadores consiguen con la iluminación y las grietas en las ruinas que le dan un carácter muy especial a toda la construcción. También destaca la utilización de distintas maderas, para los suelos y las estanterias, con diferentes acabados y colores que combinan para dar calidez a los espacios.

Si queréis ver algún detalle más de esta vivienda podéis visitar el siguiente enlace donde nos cuentan detalles de la construcción.

La otra propuesta  en la Isla de Coll, a pesar de tener un estilo diferente, conserva la esencia de la arquitectura de la isla. La vivienda mantiene la estructura de la casa de campo original del siglo XIX. Vivienda familiar que actualmente se alquila por temporadas.

22

Una cuidada restauración de la estructura que envuelve un interior cálido con una decoración moderna y equilibrada. El blanco de las paredes y techos contrasta con la madera de los suelos. Un salón-comedor, con techos altos y estructura vista, abierto a una cocina con isla y diseño contemporáneo. Mobiliario de diseño clásico que combina con otro más moderno.

13

22

La planta baja se completa con dos dormitorios dobles con baño, un baño completo con bañera y una zona de lavandería.

22

22

Las escaleras centrales conducen a las otras dos habitaciones dobles, decoradas con camas individuales y moqueta en los suelos para evitar el ruido por impacto además de conseguir un mayor confort y calidez.

22

Dos bellas vivienda con vistas al mar, en un entorno privilegiado y con una estética que nos invita  a conocer la cultura y el entorno donde se encuentran. Te costará llegar hasta la isla pero merecerá la pena. ¿Te apetece darte una vuelta?.